Verónica Elizondo, la artista que convierte las paredes en obras de arte

Verónica Elizondo, la artista que convierte las paredes en obras de arte

17/07/2022 0 Por Monica Braile

 Hablamos con Verónica Elizondo, la muralista responsable de la gran cantidad de murales que convierten en belleza  las superficies externas y también internas en bares y comercios de Merlo y otras localidades como Villa Mercedes, Villa Dolores, Mina Clavero o Río Tercero

  Cuenta Vero que se dedicaba a pintar cuadros, carteles y algunos murales y a partir de que pintara las famosas alas en la ochava de  Avda. del Sol y Saturno, foto obligada de cuanto turista pasa por allí, parecen haberse puesto de moda los murales, y le llega permanentemente un montón de trabajo.

Vero trabaja sobre todo con su familia, ya que la habilidad para el dibujo y la pintura es algo que en su familia se  trae desde el nacimiento.

 La mayoría de los encargos para murales provienen de particulares, por ejemplo comercios y bares y en menor medida de entes públicos como la Municipalidad, que la contrató por ejemplo para pintar en las columnas de Casa Palmira a MIrta Ceballos y Palmira Scrosoppi en el Encuentro de Pintores Paisajistas.

  En este momento está trabajando hace ya casi un mes en “Tokio” un bar en la Avda. del Sol, en el que está pintando en todas sus paredes. Los diseños son, en su mayoría de su autoría, “cuanto más me dejan hacer lo que quiero, más trabajo pongo” dice Vero, que aclara que en general quienes la contratan le tienen la confianza como para darle libertad. Sus jornadas pintando son extensas, pero aunque los murales demandan una exigencia física importante, Vero dice que para ella en su trabajo puede más la pasión que el cansancio.

  En cuanto a las cuestiones técnicas, primero dibuja los diseños con tiza o con matrices de papel, sobre todo cuando son marcas que tienen que quedar exactamente iguales al modelo. En cuanto a los colores, elige los más fuertes. Usa látex para exteriores y pintura para pisos, que viene en colores muy vivos. También está usando la pintura fluo en interiores, sobre todo bares, donde se la ilumina con luz ultravioleta.

  Le preguntamos a Verónica cuáles son sus obras favoritas y no dudó en nombrar  el mural para los bomberos, “el más sentido”, que fue recibido por los bomberos con mucha emoción, “me hicieron llorar”, dice Vero.  También está especialmente satisfecha con el trabajo en las paredes de “Tokio”.  

  Verónica calcula que sólo en los dos últimos años hizo más de 100 murales “de los grandes”. Por suerte todavía nos quedan bastantes paredes para que Vero y su familia las embellezcan.

Compartir